DÍA MUNDIAL DE LA ABEJA

abejas

Por: Belinda Lorenzo Morales

La Organización de las Naciones Unidas declaró el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas, esto porque es considerada el animal más importante del planeta. El 80 por ciento de los alimentos que consumimos lo polinizan estas embajadoras de la polinización. Existen 20 mil  especies de abejas en el mundo y solo 400 especies hacen miel. En  Puerto Rico existen 39 especies de abejas y solo hay una especie que se encarga de producir miel. Anualmente a nivel mundial mueren el 33 por ciento de las colmenas. Es por esto, debemos como individuo y como familia conservar y preservar a las abejas, consideradas como héroes silenciosos. Existen otros tipos de polinizadores como las mariposas, moscas, murciélagos, entre otros animales.

Cabe destacar que nuestras abejas producen más miel que otras en el mundo y son más tranquilas que las africanizadas. Podemos contribuir en la conservación no utilizando insecticidas y pesticidas en nuestros huertos y jardines porque pueden afectarle mientras están recolectando néctar.  Estas obreras aportan 25 mil millones de dólares en el mundo por sus productos tales como: jalea real, cera, medicamentos para la naturopatía, la miel, entre otros. Exhorto a celebrar este día y comenzar a sembrar flores en nuestros hogares para apoyar estos pequeños, pero valiosos animales.

Referencia: Bert Rivera Marchand- bertriveram@gmail.com

 

 

 

 

Coronavirus: 10 estrategias psicológicas para sobrellevar la cuarentena

ejercitandose

Cristian Vázquez

Además de sus consecuencias más graves y directas, el coronavirus y las medidas que se han tomado con el objetivo de frenar la pandemia producen algunas consecuencias colaterales a las que también hay que prestar atención. Entre las más importantes se destacan los efectos psicológicos del encierro y el confinamiento, una situación inédita para las generaciones actuales.

De hecho, varios investigadores se han dado prisa por analizar “el impacto psicológico de la cuarentena y cómo reducirlo”, tal como asegura el título de una revisión de artículos científicos publicada hace unos días en la revista médica británica ‘The Lancet’. “La mayoría de los estudios revisados -subraya el texto- informaron de efectos psicológicos negativos, que incluyen síntomas de estrés postraumático, confusión e ira“.

El metaanálisis enumera los principales factores de estrés durante el periodo de cuarentena: su duración (los síntomas de estrés postraumático son, al parecer, significativamente más altos cuando la cuarentena dura más de diez días); el miedo a la infección; la frustración y el aburrimiento; carecer de suministros básicos (comida, agua, ropa, alojamiento) y no acceder a la información adecuada (en particular, tener pautas insuficientes, poco claras o contradictorias acerca del comportamiento necesario durante el confinamiento y la confusión acerca de su propósito).

Lo cierto es que, más allá de esos factores estresantes y sus posibles consecuencias, existen medidas que se pueden tomar para prevenir y mitigar los efectos de la cuarentena. El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid (COPM) ha publicado días atrás un documento con Orientaciones para la gestión psicológica de la cuarentena por el coronavirus. A partir de estas recomendaciones y de las mencionadas por el estudio citado más arriba, se enumeran a continuación las principales estrategias psicológicas para sobrellevar el confinamiento.

1. Asumir la realidad y proponerse hacer lo correcto

La situación es tan insólita y extraña que es normal que al principio cueste entenderla o creer que de verdad debemos ponernos en cuarentena, una palabra que hasta ahora nos remitía a las pestes de varios siglos atrás. Sin embargo, como explican los psicólogos de Madrid, “la realidad lamentablemente es la que es” y ahora es necesario “entender que permanecer en casa es lo más correcto, es imprescindible”. “Ser honestos y cumplir con las recomendaciones es ahora, casi, nuestra principal responsabilidad”.

2. Planificar la nueva situación

Con la cuarentena, la vida se modifica de manera sustancial. Por eso, el consejo es buscar cosas que hacer, planificar todo lo posible y no improvisar. Para quienes viven con otras personas, es importante consensuar ciertas normas, comprender las necesidades específicas de los demás y respetar espacios y tiempos diferenciados. Puede ser una buena idea escribir una suerte de cronograma o gráfico de división de sitios y tareas y colocarlo en un lugar visible para todos. También resulta útil apuntar todas las ideas de cosas para hacer en casa en los días en que no se puede salir.

3. Evitar la sobreinformación

Es claro que estar informados es importante, más aún en una situación como la actual. Sin embargo, hay que evitar caer en la sobrecarga informativa, llamada también a veces “infoxicación” o “infobesidad”. El exceso de informaciónocasiona, por lo general, dos resultados negativos. El primero es la dificultad para diferenciar los datos veraces y confirmados.

Estos vienen difundidos en general por los canales oficiales, lo que los distingue de los simples rumores o las versiones no confirmadas. El segundo efecto nocivo es encerrarse en un laberinto de malas noticias que solo conduce a la paranoia y el desasosiego. El COPM recomienda manejarse “con prudencia y mensajes constructivos” y evitar hablar todo el tiempo de este tema “especialmente a los más pequeños”.

4. Mantener los contactos

Gracias a la tecnología, estar confinado no significa estar aislado. Teléfonos y ordenadores permiten, hoy por hoy, escribirse y conversar con otras personas, incluso viéndolas a la cara y sin importar que estén lejos, en otra ciudad u otro país. Además, hasta se pueden tender lazos con vecinos con quienes se puede conversar de balcón a balcón. Mantener el contacto y compartir información acerca de cómo están viviendo la situación resulta de gran apoyo y ayuda, siempre respetando la consigna de no alimentar inútilmente miedos e inquietudes, como se señaló en el punto anterior.

5. Aprovechar para hacer lo que nunca tenemos tiempo de hacer

Casi todos tenemos pequeñas cuentas pendientes: actividades que queremos hacer pero para las cuales -nos quejamos siempre- “no tenemos tiempo”. Pues bien, este puede ser el momento más oportuno. Podemos hacer actividades creativas como leer, cocinar, ordenar, decorar una habitación o aprender a tocar un instrumento musical,

También cuestiones prácticas, como reparar un grifo que pierde desde hace meses: la lista de actividades posibles es muy extensa, tanto para quienes están en compañía como para quienes viven solos. Y no solo servirán para darse el gusto y cumplir por fin con esas metas, sino que también es una forma de que el tiempo pase más rápido y evitar el aburrimiento.

6. Hacer deporte

Por supuesto, la imposibilidad de salir de casa no significa en absoluto que no se pueda hacer actividad físicaExisten aplicaciones y tutoriales en internet que sirven como guía para practicar deporte incluso en espacios reducidos. Los resultados son puros beneficios: divertirse, evitar los efectos físicos del sedentarismo y mejorar el humor. Las endorfinas y demás hormonas que el organismo segrega al ejercitarse ayudan a reducir los síntomas de la depresión y la ansiedad y contribuye con el bienestar general.

7. No descuidar aspectos de salud e higiene personal

La cuarentena tiene la finalidad de prevenir la propagación del coronavirus, es decir, cuidar la salud de todos. Pero no se deben olvidar los cuidados que la propia salud requiere en el día a día: tomar el sol aunque sea en la ventana, mantener una dieta equilibrada, dormir el número de horas adecuado (ni menos, ni más) y hacerlo en los horarios correspondientes.

Sí como exponerse a la luz natural al menos unos veinte minutos por día, no dejar de ducharse a diario (parece un chiste, pero es fácil caer en esa clase de autoabandono), lavarse los dientes, cortarse las uñas, afeitarse en el caso de los hombres, etc. Y por su puesto evitar los excesos con el alcohol y las drogas. También, en lo posible, no perder el sentido del humor.

8. Prestar atención a los demás

Hay que mantener la atención sobre las personas con las que uno convive. Sin obsesionarse, desde luego, pero preparados para obrar como indican las autoridades si surgiera alguna situación preocupante. Y también es importante ocuparse de los propios pensamientos y emociones y, sobre todo, de lo que se dice y el modo en que se expresa. Son momentos difíciles, en que el ánimo puede resquebrajarse, y una mala comunicación puede derivar en discusiones y momentos desagradables que solo causarán perjuicios.

9. Tratar de no pensar en plazos y fechas

Andoni Gabantxo es de Bermeo (Vizcaya), tiene 53 años y es marino, dedicado desde hace años a la pesca de altura. Dado que una de las características de su trabajo es esa (“que nos pasamos muchos meses sin poder salir de nuestro trabajo”), escribió en Twitter un hilo de consejos para sobrellevar el confinamiento que se hizo viral. La mayoría coinciden con los de los psicólogos.

Añade uno más: “No pongas fechas. Siempre plantéate que vas a volver a la normalidad en más tiempo del previsto. Si te mentalizas en que todo acaba el 1 de abril, y luego se alarga al 5, esos cuatro días son un infierno. A la contra, no sucede. Si te mentalizas en que vuelves a la normalidad el 5, y al final todo acaba el 3, esos días son un regalo”.

10. Si es necesario, pedir ayuda profesional

Si bien ya se ha destacado la importancia de no descuidar otros aspectos de la salud, requiere una especial atención la salud emocional. Estos son consejos o estrategias para sobrellevar el encierro obligado por la cuarentena, que sin duda son muy útiles. Pero si alguien detecta -en sí mismo o en alguna de las personas con las que convive- señales de ansiedad importantes, debe buscar el apoyo de un psicólogo.

*Referencia:  http://www.eldiario.es

Coronavirus: cómo proteger tu salud mental durante la pandemia de covid-19

covid

La crisis provocada por el nuevo coronavirus ha sumido al mundo en la incertidumbre.

Las constantes noticias sobre la pandemia pueden parecer interminables y esto está afectando la salud mental de muchos, particularmente quienes ya viven con afecciones como la ansiedad y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

Aunque preocuparse por las noticias es comprensible, en muchas personas esto puede empeorar problemas de salud mental existentes.

Todo esto nos lleva a la pregunta: ¿cómo podemos proteger nuestra salud mental durante la pandemia de covid-19?

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer consejos para proteger la salud mental durante el brote y esto fue bien recibido en las redes sociales.

Como explica Nicky Lidbetter, de la ONG británica Anxiety UK, el miedo a que todo se salga de control y a ser incapaz de tolerar la incertidumbre son características comunes de muchos trastornos de ansiedad.

Por lo tanto, es comprensible que muchas personas con ansiedad sientan que están ante un desafío en este momento.

“Una gran parte de los casos de ansiedad se basan en preocuparse por lo desconocido y estar a la espera de que suceda algo: el coronavirus es eso, a una escala macro”, coincide Rosie Weatherley, portavoz de la asociación sin ánimo de lucro de salud mental Mind.

Reducir contagio coronavirus

¿Cómo podemos proteger nuestra salud mental?

Limita el flujo de noticias y ten cuidado con lo que lees.

Nick es un padre de dos hijos que vive en Kent, Reino Unido, y sufre de ansiedad. Leer una gran cantidad de noticias sobre el coronavirus le ha causado ataques de pánico.

“Cuando me siento ansioso, mis pensamientos pueden salirse de control y empiezo a pensar en consecuencias catastróficas”, dice Nick, quien agrega que además está preocupado por sus padres y otras personas mayores que conoce.

“De manera general, cuando sufro puedo alejarme de una situación. Esto está fuera de mi control”, explica.

Pasar largos períodos alejado de sitios de noticias y de las redes sociales lo ha ayudado a controlar su ansiedad. Igualmente, ha encontrado que las líneas de ayuda, dirigidas por organizaciones benéficas de salud mental como AnxietyUK, le han sido muy útiles.

Limita la cantidad de tiempo que pasas leyendo o mirando cosas que no te hacen sentir mejor. Quizás elige un momento específico para leer noticias.

Hay mucha desinformación circulando, por eso debes mantenerte informado a través de fuentes confiables de información, como sitios web del gobierno e instituciones públicas de salud.

Haz una pausa en las redes sociales

Alison, de 24 años, que vive en Manchester, Reino Unido, sufre de trastorno de ansiedad por enfermedad y por eso siente la obligación de mantenerse informada e investigar.

Pero al mismo tiempo sabe que las redes sociales pueden ser un desencadenante.

“Hace un mes estaba haciendo clic en hashtags y viendo toda estas (teorías) basura de conspiración que no está verificadas y me ponían realmente ansiosa. Me hacían sentir realmente desesperada y lloraba”, dice.

Alison ahora tiene cuidado con las cuentas que sigue y evita hacer clic en hashtags relacionados con el coronavirus. También está intentando pasar un tiempo alejada de las redes sociales, viendo televisión o leyendo libros.

  • Silencia palabras clave que pueden ser desencadenantes en Twitter y deja de seguir ciertas cuentas o siléncialas
  • Silencia ciertos grupos de WhatsApp y oculta publicaciones y feeds en Facebook si los encuentras demasiado abrumadores

Lávate las manos, pero no en exceso

La organización caritativa OCD Action ha visto un aumento en las solicitudes de apoyo a personas cuyos temores se han centrado en la pandemia.

Para las personas con trastorno obsesivo-compulsivo y algunos tipos de ansiedad, puede ser difícil que les digan constantemente que se laven las manos.

Para Lily Bailey, autora de Because We Are Bad (“Porque somos malos”), un libro sobre cómo vivir con TOC, el miedo a la contaminación era un aspecto de su trastorno obsesivo-compulsivo.

Ella dice que el consejo sobre el lavado de manos puede ser un gran desencadenante para las personas que han superado el trastorno.

“Es realmente difícil porque ahora tengo que repetir algunos de los comportamientos que he estado evitando”, dice Bailey.

“Me apego al consejo de manera muy rígida, pero es difícil, considerando que para mí, el jabón y el desinfectante solían ser algo comparable a una adicción”.

OCD Action dice que el problema a tener en cuenta es la función, por ejemplo, ¿se realiza el lavado para reducir el riesgo de propagación del virus o se hace de manera ritual para que se sienta “correcto”?

Productos de limpieza.Derechos de autor de la imagenEMMA RUSSELL
Image captionEl consejo sobre el lavado de manos puede ser un gran desencadenante para las personas que han sufrido en el pasado de trastorno obsesivo-compulsivo.

Bailey señala que para muchas personas con TOC, mejorar significa poder salir de la casa, por lo que el autoaislamiento puede presentar otro desafío.

“Si nos vemos obligados a quedarnos en casa, tenemos mucho tiempo libre y el aburrimiento puede empeorar el TOC”, dice.

Mantente conectado con la gente

Un número cada vez mayor de gente se sumará a los que ya están en autoaislamiento, por lo que ahora podría ser un buen momento para que te asegures de que tienes los números de teléfono y las direcciones de correo electrónico de las personas que te importan.

“Acuerda horarios regulares de contacto y sigue conectado con las personas que te rodean”, dice Weatherley.

Si te aíslas, trata de lograr un equilibrio entre tener una rutina y asegurarte de que cada día sea un poco diferente.

Podrías terminar sintiendo como que acabas de pasar dos semanas bastante productivas. Podrías revisar tu lista de tareas o leer el libro que has estado queriendo leer.

Una taza de té en el jardín.Derechos de autor de la imagenEMMA RUSSELL
Image captionSigue en contacto con la naturaleza y con la luz solar.

Evitar el agotamiento

Con semanas y meses de la pandemia de coronavirus por delante, es importante tener tiempo de inactividad.

Mind recomienda continuar en contacto con la naturaleza y con la luz solar. Hacer ejercicio, comer bien y mantenerse hidratado.

AnxietyUK sugiere practicar una reconocida técnica para lidiar con la ansiedad y las preocupaciones, que consiste en:

  • Reconoce y admite la incertidumbre que te viene a la mente.
  • No reacciones como lo haces normalmente. No reacciones en absoluto. Haz una pausa y respira.
  • Repítete que es la preocupación que te está afectando y que una aparente necesidad de certeza no es útil ni necesaria. Se trata solamente de un pensamiento o sentimiento. No creas todo lo que piensas. Los pensamientos no son declaraciones ni hechos.
  • Despídete de algunos pensamientos y sentimientos. Pasarán. No tienes que reaccionar.
  • Explora el momento presente, porque ahora, en este momento, todo está bien. Mide tu respiración y las sensaciones de esta acción. Observa el suelo debajo de ti. Mira a tu alrededor y observa lo que ves, lo que oyes, lo que puedes tocar, lo que puedes oler. Luego pasa tu atención a otra cosa, a lo que necesitas hacer, a lo que estabas haciendo antes de que te dieras cuenta de las preocupaciones que te atañen.

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

unnamed

La mujer es un ser muy especial, lleno de vida y con un espíritu de crecimiento. Todo lo que se propone lo consigue con arduo trabajo. Una mujer es aquella que consigue el éxito con esmero, dedicación y lucha. Muchas dejan un legado y una historia para recordar. Hoy reconocemos lo valiosa que eres.

A ti mujer, muchas felicidades y bendiciones.  

Nuevos retos en este 2020

atardecer-pixabay211118.jpg

Por: Belinda Lorenzo Morales

Cada inicio de año comenzamos con nuevas inquietudes, cosas pendientes por hacer. Sueños que se quedaron en el tintero o simplemente eso que queríamos hacer, pero por una cosa u otra no se pudo realizar. Nuevas resoluciones.  Nos levantamos en la mañana con esos deseos de querer conquistar el mundo, dejando atrás la vagancia, lo viejo, lo mismo. Son nuevos aires, nuevos bríos, frescura. Es ese aire limpio y puro que hace que la musa resurja, son esos deseos de ver cambios positivos y de vivir a plenitud.

A paso firme y agigantado, a concentrarse y proponerse que todo es posible; si de forma constante, perseverante y positiva paso a paso se traza todo lo que queremos recorrer todo este nuevo año. Este nuevo ciclo lleno de esperanza, esta gran oportunidad que se presenta una vez en la vida. Donde se te cierra tal vez una puerta, pero se abren cinco. Entonces a escoger sabiamente.

Con estas palabras pretendo crear un cambio positivo, en aquella persona tímida, pero capaz e inteligente que en algún momento de la vida se ha visto en el dilema que no puede llegar a la meta o que ha sido marginada o simplemente nadie se ha dado cuenta de sus talentos y habilidades.

Sí, te hablo a ti… eres valiente, este es tu momento. Siéntete preparada, feliz y muy agradecida porque cada día es un reto, una oportunidad y en este 2020 has llegado para brillar. Las limitaciones te las pones tú, solo tú sabes hasta donde quieres llegar.

Levántate y demuestra con tus pasiones y habilidades que tu presencia es tu fuerza, tu enlace para darte a conocer y presentar a todos  que vales mucho, que eres importante. Porque el trabajo, la humildad  no se mide por los grados obtenidos, se mide por el corazón, la entereza y la capacidad de relacionarse con los demás. Eso es lo que te hace diferente, te hace crecer y te hace ser una persona especial y diferente ante los ojos de los demás. Brilla por luz propia, demuestra a todos la luz que sale dentro de ti, pero nunca dejes de brillar. ¡Yo voy a ti!

 

 

 

 

El inmenso poder de dar gracias

Imgenes-de-decir-muchas-gracias-2

Un ejercicio simple nos permite familiarizarnos con el poder de las gracias. Se realiza una sola vez y sólo requiere un poco de disposición y tiempo. El poder de las gracias tiene un valor indescriptible.

 Por: Felipe Cortés

 Desde pequeños se nos ha enseñado a dar las gracias y es así como todos, en nuestra experiencia de adultos, tenemos este hecho integrado en nuestra vida cotidiana de forma casi mecánica, sin ningún cuestionamiento, como parte del lenguaje universal y como señal de cortesía y buena educación.

Sin embargo, existe un hecho muy importante que todos deberíamos saber y recordar: La palabra Gracias encierra un poder y profundidad inimaginables: Traspasa  todas las barreras culturales, geográficas y religiosas, es reconocida y aceptada por cada uno de nosotros y, si sabemos aplicarla constantemente en nuestra vida, puede brindarnos enormes beneficios en todos los aspectos.

Muchas veces recordamos dar las gracias en las tragedias y momentos difíciles que no nos llegan directamente, cuando hemos salvado ilesos de alguna situación o cuando tenemos buenas noticias para nosotros. Y es en esos momentos en los cuales nos damos cuenta de su valor, trayéndonos de vuelta al momento presente y enfocándonos en lo realmente importante.

Ahora bien: ¿Qué tal si pudiésemos acceder al poder de las gracias cada vez que lo necesitemos? O mejor aún: ¿Qué tal si lo convirtiésemos, sin esfuerzo, en una actitud de vida?

Un simple ejercicio.

La primera vez que puse realmente en práctica el poder de las gracias, se me llenaron los ojos de lágrimas.  Primero, porque me di cuenta de cuán enfocado estaba en el afuera y en el seguir obteniendo, sin hacer una pausa a mi interior y valorar todo lo que ya era y tenía. Y, por otro lado, porque sentí que siempre agradecía a los demás desde un lugar externo, sin comenzar con un estado real de gratitud conmigo mismo.

Estos fueron dos puntos clave para mí. Y es por ello que comparto a continuación un ejercicio introductorio extraordinariamente simple para familiarizarnos con este poder. Se realiza una sola vez y solo requiere un poco de disposición y tiempo. Lo he dividido en dos partes esenciales:

1) Gracias a nosotros mismos:

Escribamos en un libro de notas 30 motivos por los cuales dar las gracias.  No nos pongamos límites y pensemos en todos los aspectos que nos agradan de nosotros mismos en relación a nuestra personalidad, nuestra salud, nuestra capacidad de enfrentar situaciones, nuestra actitud personal y hacia los demás, nuestros dones y talentos. Podemos ir refinando y agregando muchos más de ellos. Si tenemos cierta dificultad, pidámosle a una persona cercana que nos ayude. Notaremos que, luego de hacer este ejercicio y leer lo que hemos escrito, activaremos nuestro estado de ánimo, sintiéndonos más empoderados, alegres y agradecidos. Es muy importante mantener esta información para nosotros mismos y en un lugar de inmediato acceso, de modo de recurrir a ella con facilidad y cada vez que la necesitemos.

2) Gracias a nuestro entorno:

Una vez que nos hemos enfocado en nuestro interior y de forma individual, es momento de prestar atención a nuestro entorno más cercano: A nuestro hogar, a la presencia y el cariño de nuestros familiares y amigos,  a nuestras pertenencias y nuestros logros, entre otros. Con esta segunda etapa, logramos completar un poderoso ejercicio, el cual, mientras con más regularidad leamos, más fácilmente integraremos en nuestra mente, pudiendo convertirse en un hábito mucho antes de lo que imaginemos.

El poder de las gracias tiene un valor indescriptible e inconmensurable y puede hacer verdaderos milagros en cada uno de nosotros. Ser capaces de decir e integrar sinceramente esta palabra con regularidad, internamente y a los demás, llegando al punto de agradecer por todo, incluso por las dificultades y tribulaciones a las que nos veamos enfrentados, es, sin duda, uno de los mayores logros que podamos tener como seres humanos

Referencia: http://www.guioteca.com